La historia de la humanidad puede ser vista como un lento reconocimiento de que somos miembros de un grupo mas grande.

Al principio nuestra lealtad era dirigida nosotros mismos y nuestra familia inmediata, hacia los grupos de caza y recolección, después hacia pequeñas tribus, pequeños establecimientos, ciudades-estado, naciones.
Hemos expandido el círculo de los que amamos.
(…)Si queremos sobrevivir, nuestras lealtades tienen que expandirse aun más, para incluir a la raza humana entera, el planeta Tierra entero.

Muchos de los que gobiernan las naciones encontraran esta idea incómoda. Tendrán miedo de perder poder, y escucharemos hablar mucho acerca de traiciones y deslealtades.

(…)Pero al elección es clara, -como H.G. Wells una vez lo dijo en un contexto diferente- el universo o la nada.

Carl Sagan